Recetas Paella

Deliciosas recetas de paella

Recetas Paella

No es sólo arroz con un sofrito de verduras, marisco o carne, es el plato más representativo de nuestra nación, es la paella. Hay mil formas de preparar una paella ya que admite prácticamente cualquier ingrediente que le quieras añadir. Su elaboración requiere de cierta práctica para respetar los tiempos de cocción y no sobre-cocer la paella, dando lugar al temido arroz pasado, pero con nuestras recetas y consejos, te garantizamos que es sabor está garantizado.

Paella de marisco

La paella de marisco es, tal vez, la más popular de las paellas. Su gran cantidad de moluscos y crustáceos la hacen muy sabrosa y llena de colorido. Aunque se denomina, de marisco, se le puede añadir también pescado o cualquier producto del mar. En las paellas de marisco de categoría se suele ver langosta o bogavante, así como cigalas, langostinos o cangrejos.

Hoy agregar carnes y verduras a la paella de marisco se ha vuelto común. Se suelen ver acompañadas de judías verdes, guisantes, alcachofas o pimientos, pero la auténtica paella de marisco es muy parecida a esta:

Paella de marisco

Lista de ingredientes para 4 raciones de paella:

  • 1 cebolla blanca, pelada y picada finamente
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo, machacados o picados finamente
  • 2 tomates, pelados y picados
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Sal, al gusto
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Unas hebras de azafrán
  • 4 calamares pequeños, limpios
  • 2 tazas de arroz
  • 3 tazas de caldo de pescado o caldo de pollo, (o más si es necesario)
  • 250 ml de vino blanco
  • 12 gambas jumbo cocidas (sin pelar)
  • 16 mejillones, limpios

Herramientas:

  • Una paellera (o sartén) de 40 cm de diámetro

Cómo se hace una paella de marisco:

Empezamos haciendo el sofrito. Para ello, freímos la cebolla bien picada en el aceite caliente. Removemos la cebolla con una cuchara de madera frecuentemente, para que no se queme, y lo dejamos hasta que comience a tomar color.

En ese momento, añadimos el ajo bien picado y, antes de que empiece a tomar color, incorporamos los tomates también picados.

Agregamos el azúcar (para neutralizar la acidez del tomate), sal a nuestro gusto, el pimentón y unas hebras de azafrán. Revolvemos todos los ingredientes y dejamos que se sofrían hasta que los tomates se reduzcan y comiencen a chisporrotear.

Es el momento de cortar los calamares ya limpios. El cuerpo lo cortamos en aros y las patas las dejamos enteras. Añadimos el calamar y lo dejamos cocinar durante unos minutos.

Incorporamos el arroz y lo distribuimos por toda la paellera para que los granos se adhieran a los ingredientes. Calentamos el caldo junto con el vino en un cazo aparte, y cuando esté caliente lo vertemos en la paella.

Aumentamos la temperatura y añadimos más sal. Volvemos a remover todo para que el arroz quede bien cubierto por el caldo, y cuando llegue a ebullición, bajamos la temperatura y dejamos que se cueza todo a fuego lento de 18 a 20 minutos.

Es importante que durante la cocción vayamos moviendo la paellera por toda la superficie de cocción, para que el arroz se cueza uniformemente.

Tras 10 minutos de cocción, incorporamos las gambas cocidas por encima hasta que se pongan de color rosa, luego le damos la vuelta para que se hagan por el otro lado.

Si vemos que se necesita porque está muy seco, vertemos un poco más de caldo hacia el final de la cocción. Tras los 20 minutos, probamos el arroz y si está bien hecho apagamos el fuego y cubrimos la paellera con un trapo o papel de aluminio para que repose.

Cocemos los mejillones al vapor con un dedo de agua en una cazuela con la tapa puesta, y cuando se abran, los colocamos por encima de la paella (desechamos los que no se abran).

Servimos la paella tras 5 minutos de reposo.

Más Recetas Paella

Paella con arroz integral

Tradicionalmente, la paella se hace con arroz blanco, pero al sustituirlo por arroz integral se consigue una gran textura y un plato mucho más saludable.

La clave de esta paella es el azafrán, que en ningún momento hay que sustituirse por colorante alimentario. Además de un bonito color amarillento, le da sabor.

Leer completo

Al microondas

Aunque no es lo habitual, también se puede cocinar una paella en el microondas. El procedimiento es distinto a la manera tradicional, pero el resultado es bastante bueno, sobre todo si no se tiene demasiado tiempo para hacerlo.

Las claves para que una paella sea todo un éxito son: ingredientes de calidad, sobre todo un buen arroz, tiempo de cocción adecuado, un buen sofrito y tiempo de reposo final.
Y con este método al microondas tenemos todas ellas.

Leer completo

Paella de bacalao

La paella de bacalao no puede ser más sencilla. Basta con un buen sofrito, bacalao desmenuzado, unas almejas y arroz. Por supuesto se pueden añadir toda clase de marisco (gambas, mejillones, langostinos, cigalas, etc) u otras verduras, pero creo que acapararía el delicado sabor del bacalao.

Leer completo

Paella con chorizo

Esta receta es muy parecida a una paella castellana elaborada con varios tipos de carne y embutido. Es un plato para los más carnívoros, ya que no tiene nada de pescado ni marisco.

Es muy importante escoger el arroz adecuado para una paella. En ningún momento hay que utiliza arroz vaporizado, sino uno redondo tipo bomba que absorbe mucho más líquido.

Leer completo

Paella con conejo

El conejo es una carne blanca, de bajo costo, baja en calorías y con un sabor muy parecido al pollo de corral. Son muy típicas las paellas de conejo, sobre todo en las regiones centrales, donde el conejo es muy abundante.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 50 minutos

Tiempo total: 70 minutos

Leer completo

Al horno

Aunque tradicionalmente se hace al fuego, la paella también se puede hacer en el horno. Lleva más tiempo, ya que el calor que se aplica no es tan intenso, pero el resultado también es muy bueno.

Es importante poner el marisco los últimos minutos para que no se queden muy secos. Seguro que si sigues estos pasos, te saldrá una paella para chuparse los dedos.

Leer completo

Paella negra

La paella o arroz negro es un plato mediterráneo caracterizado por su llamativo color negro. Ese color negro proviene de la tinta del calamar, que se incluye en la receta. La tinta se puede comprar aparte, pero suele venir con la sepia o los calamares incluida.

Leer completo

Paella con bogavante

En este plato la estrella es el bogavante, por lo tanto debe ser de calidad y muy fresco. Este tipo de ingredientes no se pueden adquirir en cualquier sitio, tiene que ser una pescadería o lonja de confianza que sepamos que es muy producto del día y de buena calidad.

Aunque con el sabor del bogavante sería suficiente para dar gusto a la paella, he querido poner también gambas y almejas, porque la paella, si no tiene de todo, no es una paella.

Leer completo

Paella de carne

La paella para los amantes de la carne, es sin duda ésta. Las paellas de carne pueden tener diferentes tipos de carne, como pollo o carne de guisar, pero a mi como más me gusta es con un lomo de cerdo troceado y chorizo.

Lo mejor de la paella es que admite cualquier ingrediente. Le puedes añadir, guisantes, judías verdes, otros tipos de carne, lo que te apetezca.

Leer completo

Paella mixta

La paella mixta, como su nombre indica, es una mezcla de arroz, marisco y carne, además de una mezcla de vegetales para hacer el delicioso sofrito indispensable.

Para mi, el socarrat es la mejor parte. Esa costra de arroz quemado que cruje está increíble. Pero para que se forme es imprescindible una paella de metal, no nos va a salir si lo hacemos en una sartén antiadherente.

Tan importante como las herramientas es el arroz. Se debe hacerse con arroz Bomba de grano medio y redondo. Su forma es ideal para absorber grandes cantidades de líquido, algo que no ocurre con los arroces vaporizados.

Leer completo

Paella de verduras

Una paella perfecta para los vegetarianos, o simplemente para los que prefieren cuidarse sin renunciar a este plato. Está llena de verduras y vegetales deliciosos que no sólo aportan sabor, también le dan un colorido precioso.

La variedad de vegetales se puede modificar, si queréis echarle otros no hay problema.

Se puede utilizar también la pulpa de 1 o 2 pimientos choriceros secos y remojados, en lugar del pimentón.

Leer completo

Paella de pollo

Si no te gusta el marisco o no lo puedes comer, la paella de pollo es la tuya. Es muy fácil de hacer y está llena de sabor. El pollo es indispensable, pero también se le pueden añadir otras carnes, como el chorizo, para intensificar el sabor.

Una de las partes más importantes de una buena paella es el sofrito. Es la base que le de sabor y debe estar compuesta por tomate (bien sea natural o triturado) y cebolla, por lo menos. Se tiene que dejar freír durante unos minutos hasta que el tomate se reduzca y la cebolla se ablande, es ese momento en el que el sofrito está bien hecho.

Leer completo

Paella valenciana

La paella más famosa de todas es la de Valencia, donde la hacen como en ningún sitio. Este típico plato tiene conejo, pollo, habas y judías verdes, además de un buen sofrito hecho con tomate, cebolla y ajo.

La auténtica paella valenciana se hace sobre un fuego de carbón o leña, controlando el fuego para tener una llama más baja y una más alta según queramos baja o subir la temperatura.

Es importante ir girando la pella para que a toda la base le de la llama y el calor sea uniforme en todas las partes, sino el arroz de las esquinas se quedará duro.

Leer completo