recetaspaella.es

Recetas paso a paso

Paella de pollo y marisco

Prepara una deliciosa y sabrosa paella de pollo y marisco con esta receta fácil de seguir. Con pollo jugoso, marisco fresco y arroz perfectamente cocido, esta paella es perfecta para compartir en familia o con amigos. ¡No te puedes perder esta receta!

Ingredientes esenciales

Para preparar una paella de pollo y marisco para cuatro personas, ¡necesitarás reunir todos estos ingredientes esenciales!

  • Pollo - Yo prefiero usar 4 muslos de pollo, ya que quedan jugosos y llenos de sabor. Pero si lo prefieres, puedes utilizar otro corte de tu elección.
  • Marisco - Necesitarás 300 g de gambas, 200 g de mejillones y 150 g de almejas. Yo siempre recomiendo usar marisco fresco, ¡pero si no tienes acceso a él, no te preocupes! El marisco congelado también funciona bien.
  • Verduras - Para el sofrito, necesitarás 1 pimiento rojo, 1 cebolla y 2 dientes de ajo. Todo ello lo cortaremos en brunoise, es decir, en daditos pequeños.
  • Arroz - Utiliza 400 g de arroz bomba, el cual absorbe el caldo sin deshacerse, dando a la paella su textura característica.
  • Caldo - Necesitarás 1 l de caldo de pollo para cocinar el arroz. Puedes prepararlo en casa o comprarlo ya hecho.
  • Azafrán - ¡Nunca te saltes el azafrán! Esta especia le da a la paella su aroma y sabor característicos. Utiliza 1 cucharadita.
  • Aceite de oliva - Un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra será suficiente para sofreír las verduras y cocinar el pollo y el marisco.
  • Sal - Sazona al gusto, pero recuerda que el caldo y el marisco también aportan sal a la receta.
  • Perejil - Al final, espolvorea un poco de perejil fresco picado por encima de la paella. ¡Queda delicioso!

Preparación del sofrito, el secreto de una buena paella

Lo primero es seleccionar y cortar las verduras. Para una paella para cuatro personas, necesitarás una cebolla mediana, dos dientes de ajo y un pimiento rojo. Todo ello lo cortaremos en brunoise, es decir, en daditos pequeños.

A continuación, calentamos un poco de aceite de oliva en la paellera y añadimos la cebolla. Sofreímos a fuego lento hasta que esté transparente, luego añadimos el ajo y el pimiento rojo. Es importante seguir este orden para que todos los ingredientes se cocinen correctamente y suelten todos sus sabores.

Una vez que las verduras estén sofritas, añadimos el tomate triturado y lo cocinamos durante unos minutos más para que se integre bien con el resto de ingredientes.

Cocción del pollo y el marisco

A mi me encanta usar muslos de pollo porque quedan jugosos y llenos de sabor. Pero si prefieres otro corte, ¡adelante! Lo importante es sellar los trozos de pollo en la paellera antes de agregar el sofrito. Esto ayuda a bloquear los jugos y evitar que el pollo se reseque.

A continuación, el marisco. Yo siempre recomiendo usar marisco fresco, pero si no tienes acceso a él, ¡no te preocupes! El marisco congelado también funciona bien. Lo importante es no cocinarlo demasiado, ya que puede volverse duro y perder su sabor. Agrega el marisco a la paella justo antes de añadir el arroz y cocínalo durante unos minutos, o hasta que esté cocido.

Una vez que hayas agregado el pollo y el marisco a la paella, ¡es hora de integrar los sabores! Deja que todo se cocine a fuego medio durante unos minutos, Revolviendo suavemente de vez en cuando para que los ingredientes se mezclen bien. Esto ayudará a que los sabores se unifiquen y creen un plato delicioso y lleno de sabor.

Elaboración del arroz: La clave de una buena paella

Ahora que ya tenemos el sofrito listo y el pollo y el marisco cocinados, es hora de pasar a la parte más importante de nuestra paella de pollo y marisco: el arroz.

Yo siempre digo que el arroz es el alma de la paella. Si lo hacemos bien, ¡tendremos una paella de rechupete! Pero si nos equivocamos, todo el esfuerzo anterior habrá sido en vano.

Para elegir el arroz perfecto, te recomiendo usar un arroz redondo tipo "bomba". Este tipo de arroz absorbe el caldo sin deshacerse, lo que le da a la paella su textura característica.

La proporción adecuada de caldo y arroz es clave. Como regla general, utiliza 3 tazas de caldo por cada taza de arroz. Pero esto puede variar dependiendo del tipo de arroz que uses, así que no dudes en ajustar la cantidad de caldo si es necesario.

Una vez que hayas añadido el arroz a la paella, no lo remuevas. Deja que el arroz se cocine a fuego medio durante unos 18-20 minutos, o hasta que el caldo se haya absorbido por completo. Si ves que el arroz se está quedando sin caldo pero aún no está listo, puedes añadir un poco más de caldo caliente.

¡Y eso es todo! Una vez que el arroz esté listo, tu paella de pollo y marisco estará lista para emplatar y disfrutar.

Receta

Paella de pollo y marisco

Tiempo de preparación: 45 minutos

Una receta tradicional española que combina el sabor del pollo y el marisco en un plato único y delicioso.

Ingredientes

  • 400 g de pollo en trozos
  • 300 g de gambas
  • 200 g de mejillones
  • 150 g de almejas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 400 g de arroz bomba
  • 1 l de caldo de pollo
  • 1 cucharadita de azafrán
  • Un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto
  • Perejil fresco al gusto

Instrucciones paso a paso

  • Empezamos preparando el sofrito. En una paellera o sartén grande, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla y el pimiento rojo cortados en brunoise hasta que estén tiernos.
  • Agrega los dientes de ajo picados y sofríe durante un minuto más. Incorpora el pollo y cocina hasta que esté dorado por todos los lados.
  • Añade las gambas, los mejillones y las almejas, y cocina hasta que los mejillones se abran y las almejas suelten su concha.
  • Incorpora el arroz y el azafrán, remueve para que se impregne bien de los sabores y cocina durante un par de minutos.
  • Vierte el caldo de pollo caliente y deja cocer el arroz durante 18-20 minutos, a fuego medio, sin remover. Si es necesario, puedes añadir un poco más de caldo para evitar que se quede seco.
  • Retira del fuego y deja reposar la paella durante unos minutos antes de emplatar. Espolvorea con perejil fresco picado y sirve.

Notas:

  • Si no encuentras arroz bomba, puedes utilizar otro tipo de arroz para paella.
  • Puedes sustituir el caldo de pollo por caldo de pescado o agua.
  • Si lo prefieres, puedes añadir otros mariscos, como langostinos o calamares, a la paella.