Recetas Paella

Deliciosas recetas de paella

Paella con chorizo

Paella con chorizo

Esta receta es muy parecida a una paella castellana elaborada con varios tipos de carne y embutido. Es un plato para los más carnívoros, ya que no tiene nada de pescado ni marisco.

Es muy importante escoger el arroz adecuado para una paella. En ningún momento hay que utiliza arroz vaporizado, sino uno redondo tipo bomba que absorbe mucho más líquido.

Ingredientes para 4 raciones

  • 1/4 de cucharadita de azafrán desmenuzado
  • 1,2 litros de caldo de pollo caliente
  • 1/2 de cucharadita de sal, o más al gusto
  • 500 gr de pollo deshuesado sin piel troceado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla, cortada en dados
  • 1 pimiento rojo, cortado en dados
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharadita de pasta de tomate
  • 400 gr de arroz bomba
  • 125 ml de vino blanco
  • 300 gr de chorizo en rodajas
  • 1/2 cucharadita de pimentón de La Vera
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado

Preparación

Paso 1. Mezclamos el azafrán con el caldo y lo calentamos a fuego medio en una cazuela. Dejamos que se mantenga caliente hasta que lo utilicemos.

Paso 2. Salpimentamos el pollo troceado y limpio. En una sartén grande, calentamos la mitad del aceite de oliva a fuego medio y sofreímos el pollo durante varios minutos, hasta que esté dorado por toda la superficie. Una vez que esté hecho, lo sacamos a un plato aparte.

Paso 3. En la misma paellera, añadimos el aceite restante para poder sofreír la cebolla. Raspamos todo lo que se ha quedado pegado del pollo en el fondo para que se mezcle con la cebolla. Añadimos el pimiento en dados pequeños y lo sofreímos durante 5 minutos más.

Paso 4. Agregamos el ajo, el pimentón y la pasta de tomate y lo cocinamos durante 1 minuto más. Incorporamos el arroz y lo removemos para que se distribuya bien. Dejamos que se sofría todo junto durante 1 minuto .

Paso 5. Vertemos el vino blanco y añadimos el chorizo, y dejamos que se cocine hasta que casi todo el líquido haya desaparecido.

Paso 6. Vertemos el caldo caliente, añadimos los trozos de pollo y lo removemos para que quede uniformemente. Aumentamos la temperatura para que llegue a ebullición, y después bajamos a un fuego medio para que cueza durante 18 minutos, hasta que el arroz quede al dente y el caldo se haya absorbido por completo.

Paso 7. Apagamos el fuego y dejamos que repose durante 5 minutos. Antes de servirlo, añadimos el perejil por encima.

Notas.

En lugar de la pasta de tomate se puede utilizar tomate triturado o tomate natural troceado sin piel y sin semillas. Si no tienes pollo, puedes utilizar gambas, jamón, conejo o cualquier otra carne que tengas a mano.