recetaspaella.es

Recetas paso a paso

Paella de pollo: receta fácil paso a paso

Esta receta de paella de pollo es deliciosa, sabrosa y llena de color. Con un sabor auténtico y una textura perfecta, esta receta fácil de seguir te permitirá disfrutar de una paella exquisita en casa.

Ingredientes necesarios

Para preparar una deliciosa paella de pollo para cuatro personas, vamos a reunir los siguientes ingredientes:

  • Pollo - 800 gramos de muslos y contramuslos de pollo, sin hueso y cortados en trozos. Puedes usar pechugas si lo prefieres, pero el sabor del pollo oscuro le da un toque más sabroso a la paella.
  • Verduras - 1 cebolla mediana, 2 dientes de ajo, y 1 pimiento rojo, todo ello picado. Yo suelo usar cebolla morada, le da un toque de color encantador.
  • Arroz - 400 gramos de arroz bomba o arroz para paella. El arroz bomba absorbe bien el caldo sin pasarse, pero si no lo encuentras, puedes usar otro arroz para paella sin problema.
  • Caldo de pollo - 1 litro de caldo de pollo casero o comprado. Yo siempre prefiero hacer mi propio caldo, pero si estás apurado, un buen caldo comprado también funciona.
  • Aceite de oliva - 6 cucharadas soperas. El aceite de oliva virgen extra le da un sabor increíble a la paella, ¡no escatimes!
  • Especias - 1 cucharadita de pimentón dulce, 1/2 cucharadita de azafrán en hebras, y sal al gusto. El pimentón le da un toque ahumado y el azafrán le da ese color característico a la paella.
  • Guarnición - 100 gramos de guisantes congelados (opcional). A mí me encantan los guisantes en la paella, pero si no te gustan, puedes omitirlos sin problema.

Preparación del sofrito

¡Vamos a preparar el sofrito base de nuestra paella! Es muy fácil y rápido, solo necesitas picar unas verduras y mezclarlas con unas especias.

Recuerdo que cuando era pequeña, mi abuela me enseñó a hacer el sofrito perfecto. Siempre decía que el secreto está en tomarse el tiempo necesario para sofreír las verduras a fuego lento y mezclar bien las especias.

  1. Pica la cebolla, los dientes de ajo, y el pimiento rojo en trozos pequeños. No te preocupes si no son perfectos, lo importante es que queden más o menos del mismo tamaño para que se cocinen uniformemente.
  2. Calienta 3 cucharadas de aceite de oliva en una paellera o sartén grande a fuego medio-alto. Yo siempre uso aceite de oliva virgen extra porque le da un sabor increíble al sofrito, pero tú puedes usar el que más te guste.
  3. Añade las verduras picadas a la paellera y sofríelas durante unos 5-7 minutos, o hasta que estén tiernas y ligeramente doradas. No te olvides de removerlas de vez en cuando para que no se quemen.
  4. Incorpora el pimentón dulce y el azafrán, removiendo bien para integrarlos con las verduras. Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir una pizca de sal o incluso un poco de pimienta negra recién molida.

Cocción del pollo

Lo primero que debes hacer es sellar los trozos en una sartén bien caliente con un poquito de aceite. Cuando ya estén sellados, añade el sofrito y deja que se cocine todo junto a fuego medio durante unos minutos. ¡Verás qué rico queda!

Personalmente, me encanta cocinar el pollo de esta manera porque queda jugoso por dentro y crujiente por fuera. Además, es una forma muy sencilla de darle sabor al pollo sin complicarse demasiado.

Añadiendo el arroz y el caldo

Ahora, te voy a contar un secreto: el arroz bomba es mi favorito para la paella. Absorbe bien el caldo sin pasarse, lo que hace que quede perfecto. Pero si no lo encuentras, el arroz para paella también funciona bien.

Para empezar, añade el arroz a la paella y rehógalo en el aceite y el sofrito durante un par de minutos. Esto ayudará a que el arroz se impregne de los sabores y se vuelva más suelto. ¡Ojo! No remuevas demasiado el arroz, ya que esto puede hacer que se pegue.

A continuación, añade el caldo de pollo poco a poco, removiendo suavemente para mezclarlo con el arroz y el sofrito. Yo siempre prefiero hacer mi propio caldo, pero si estás apurado, un buen caldo comprado también funciona. Una vez que hayas añadido el caldo, deja que el arroz se cocine a fuego medio durante unos 18-20 minutos, o hasta que el caldo se haya absorbido por completo y el arroz esté al dente.

El toque final: cocción y reposo

¡Ey, tú! Sí, tú. Sabes que lo que hace que una paella de pollo sea realmente exquisita son los últimos pasos de la cocción y el reposo del arroz, ¿verdad?

Así que, una vez hayas añadido el arroz y el caldo, cocina tu paella a fuego medio durante unos 18-20 minutos. ¡Ojo! El arroz tiene que quedar al dente, ¡ni pasado ni crudo!

Después, retira la paella del fuego y deja que el arroz repose durante 5-10 minutos antes de servir. Te aseguro que este pequeño descanso hará que tu paella sea aún más deliciosa.

Receta

Paella de pollo

Tiempo de preparación: 45 minutos

Una receta tradicional de paella de pollo para disfrutar en familia o con amigos.

Ingredientes

  • 800 g de pollo (muslos y contramuslos sin hueso y cortados en trozos)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 400 g de arroz bomba o arroz para paella
  • 1 litro de caldo de pollo casero o comprado
  • 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de azafrán en hebras
  • Sal al gusto
  • 100 g de guisantes congelados (opcional)

Instrucciones paso a paso

  • Pica la cebolla, el ajo y el pimiento rojo finamente y reserva.
  • Calienta el aceite de oliva en una paellera o sartén grande a fuego medio-alto. Añade el pollo y dóralo por todos los lados.
  • Retira el pollo de la paellera y reserva. En el mismo aceite, sofríe la cebolla, el ajo y el pimiento rojo hasta que estén tiernos.
  • Agrega el pimentón dulce y el azafrán a la mezcla de verduras, remueve bien y cocina durante 1 minuto más.
  • Incorpora el arroz a la paellera y sofríe durante 2 minutos para que se impregne de los sabores.
  • Vierte el caldo de pollo caliente en la paellera, añade los guisantes (si los usas) y sazona con sal al gusto.
  • Distribuye el pollo reservado por encima del arroz y cocina a fuego medio durante 18-20 minutos, o hasta que el arroz esté tierno y el líquido se haya absorbido casi por completo.
  • Retira la paellera del fuego y deja reposar el arroz durante 5 minutos antes de servir.