Recetas Paella

Deliciosas recetas de paella

Paella de pollo

Paella de pollo

Si no te gusta el marisco o no lo puedes comer, la paella de pollo es la tuya. Es muy fácil de hacer y está llena de sabor. El pollo es indispensable, pero también se le pueden añadir otras carnes, como el chorizo, para intensificar el sabor.

Una de las partes más importantes de una buena paella es el sofrito. Es la base que le de sabor y debe estar compuesta por tomate (bien sea natural o triturado) y cebolla, por lo menos. Se tiene que dejar freír durante unos minutos hasta que el tomate se reduzca y la cebolla se ablande, es ese momento en el que el sofrito está bien hecho.

Los pasos a seguir para hacer una paella son casi siempre iguales, sólo tienes que seguirlos y tu también podrás hacer una paella de rechupete.

Lista de ingredientes para una paella para 4 personas:

  • 400-500 g de pollo (muslos, contramuslos y pechuga con piel y hueso)
  • 400 g de arroz redondo
  • 100 g de chorizo en rodajas
  • 125 g de judías verdes troceadas
  • 2 tomates medianos maduros (o 1/2 lata de tomates triturados)
  • Aproximadamente 1 litro de caldo de pollo hirviendo
  • 1 pizca de azafrán
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 pimiento rojo (cortado en tiras y asado) o 1/2 tarro de pimientos rojos asados
  • Aceite de oliva extra virgen (según necesidad)
  • 1/2 cebolla mediana, finamente picada
  • Sal, según necesidad
  • 1 ramita de romero
  • 1 limón (cortado en rodajas para la decoración)

Modo de elaboración:

  1. Verter un chorrito de aceite de oliva en la paellera y ponerlo a calentar a fuego medio. Sazonar con sal y pimienta negra los trozos de pollo y freírlos en el aceite caliente hasta que cojan color por todos los lados.
  2. Agregar el chorizo cortado en rodajas y el pimentón y revolverlo todo para que todos los sabores se mezclen.
  3. Espolvorear el azafrán por encima y dejarlo cocer durante unos 15 minutos para que se infusione. Retirar la carne hacia los extremos de la paellera para hacer el sofrito.
  4. Agregar la cebolla finamente picada y sofreírla hasta que esté tierna. Añadir el tomate picado y dejar que se reduzca hasta tener una pasta roja oscura.
  5. Mezclar la carne con el sofrito e incorporar la mitad de los pimientos asados. Mezclar todo otra vez y mantener la cocción unos minutos más.
  6. Verter encima el caldo caliente para que se despeguen todos los ingredientes de la base. Agregar las judías verdes y aumentar el calor para que llegue a hervir.
  7. Añadir el arroz y removerlo para que se disperse por todos los lados. Hay que asegurarse de que el arroz está totalmente cubierto por el líquido. Cocer durante 10 minutos a fuego alto y después bajar el calor para continuar otros 10 minutos hasta que el arroz se empiece a secar.
  8. Una vez que la mayor parte del líquido ha sido absorbido, hay que probar el arroz. Si todavía está duro, añadir más caldo y continuar la cocción durante unos minutos más hasta que quede al dente.
  9. Cubrir la paella con un trapo y aumentar el calor durante un minuto o dos, para que se quede pegado la parte de abajo. Apagar el fuego y decorar la paella con unas rodajas de limón, el resto de los pimientos asados y el romero. Una vez que haya reposado 10 minutos se puede servir.